Nuestra historia

El asilo se inauguró oficialmente el 1 de enero de 1934, pero el 16 de diciembre de 1933 ya fueron admitidos los 12 primeros asilados. Se encargaban del asilo, tres religiosas de la Congregación Sagrada Familia de Urgel.

Subsistían con el apoyo de los vecinos. Los asilados eran personas sin recursos, que colaboraban en las tareas domésticas y en la huerta.